Parotet

Parotet

Variedades: 60% Mandó, 30% Monastrell, 10% Arcos Grado alcohólico: 14º Tipología del suelo: franco arenoso Altitud sobre el nivel del mar: 550 metros Extensión del viñedo: 6 Ha. Tipo de plantación: lira Cultivo/abono: producción integrada. Densidad Media Cepas por Hectárea: 3.000 cepas/Ha Producción Media por Hectárea: 20 Hl/Ha. Vendimia: Manual en cajas de 15 Kg. […]

Mandó, Monastrell, Arcos 14 meses en tinajas de barro Valencia.

Variedades: 60% Mandó, 30% Monastrell, 10% Arcos Grado alcohólico: 14º
Tipología del suelo: franco arenoso Altitud sobre el nivel del mar: 550 metros Extensión del viñedo: 6 Ha.
Tipo de plantación: lira Cultivo/abono: producción integrada.
Densidad Media Cepas por Hectárea: 3.000 cepas/Ha Producción Media por Hectárea: 20 Hl/Ha.
Vendimia: Manual en cajas de 15 Kg. con mesa de selección tras el despalillado.

Vinificación

Fermentación en depósitos de acero inoxidable con levadura indígena 20 días de maceración. Fermentación maloláctica en tinaja de barro. 14 meses en tinajas de barro de 2600 litros Tiempo en botella: Embotellado en Julio de 2017 Producción: 12.000 botellas de 0.75 L.

Parotet es nuestro primer tinto elaborado a la antigua usanza. Uvas de mandó y monastrell de las parcelas más altas de nuestra finca en Les Alcusses, larga crianza en las viejas tinajas de barro y desde 2015 encubado en los viejos lagares. Su carácter es puro y fresco y expresa la mineralidad de estas tierras de areniscas calizas, las flores de la mandó y el esparto de la monastrell. Un vino de guarda sin variedades foráneas y sin barricas de roble, que refleja lo mejor de nuestra historia y de nuestro paisaje mediterráneo.

Parotet es también una nueva actitud, es promover nuestro patrimonio genético, nuestro clima y nuestro suelo, que es lo que no tienen otros, y es escuchar a los viejos viticultores y tratar de volver a hacer los vinos que se hacían antes. Un proyecto que nos hace ser más conscientes de lo mucho que merece la pena este esfuerzo por recuperar las viejas variedades, las antiguas tradiciones y esas bellas tinajas enterradas en el corazón de estas tierras, que rezuman memoria, que dignifican nuestra historia y que resulta que son fantásticas criando vinos. En valenciano, parotet significa libélula.