Safrà

Safrà

Variedades: 100% Mandó. Tipología del suelo: franco arenoso. Altitud sobre el nivel del mar: aproximadamente 600 metros Extensión del viñedo: 4 Ha. Tipo de plantación: lira. Producción Media por Hectárea: 30 Hl/Ha Vendimia: manual en cajas de 15 Kg. Vinificación Fermentación en depósitos de acero inoxidable en antiguos y en antiguos cupos de piedra con […]

Mandó 6 meses en tinajas de barro Valencia.

Variedades: 100% Mandó.
Tipología del suelo: franco arenoso.
Altitud sobre el nivel del mar: aproximadamente 600 metros Extensión del viñedo: 4 Ha.
Tipo de plantación: lira.
Producción Media por Hectárea: 30 Hl/Ha Vendimia: manual en cajas de 15 Kg.

Vinificación

Fermentación en depósitos de acero inoxidable en antiguos y en antiguos cupos de piedra con un 30% de racimos enteros en ambos casos.
Levadura indígena. Fermentación maloláctica en tinaja con trabajo de lías. Crianza: 6 meses en tinajas de barro de 2800 litros
Tiempo en botella: Embotellado en Mayo de 2018.
Producción: 20.000 botellas de 0.75 L.

Safrà nace en 2015 tratando de definir mejor nuestras parcelas y nuestros vinos antiguos. Safrà será mandó. Pero un mandó distinto al mandó de Parotet. Más fluido y sobre todo más vivo, con más sensaciones electrizantes, con más alma de blanco. Dándole muchas vueltas al cultivo y a la elaboración mientras el viñedo iba adquiriendo algo más de sabiduría (unos veinte años de edad) hemos encontrado por fin un perfil de vino que íbamos buscando, que nos gusta mucho y que da sentido a nuestra gran apuesta por esta variedad injustamente olvidada y despreciada. Hemos aprendido que la mandó es una variedad que permite una vendimia ligeramente avanzada que intensifica los caracteres que buscamos y que se expresa mejor si la vinificamos en lagares, con una parte de racimos enteros, maceraciones prolongadas pero a bajas temperaturas y muy muy suaves. Las tinajas de barro de nuestra bodega fonda son el final feliz de esta historia. Estos vinos de mandó se crían maravillosamente bien en estas tinajas de barro. La imagen es también otra libélula pero esta vez teñida de ese color entre el amarillo y el naranja que tienen algunas cosas buenas para comer o para realzar las comidas como es caso del azafrán.